Somario

Colecciónes

Descubrir los museos de Nouvelle-Aquitaine  > Poitiers  > Somario  > Colecciónes RSS (Abonarse a los flujos RSS del sitio) Consultar el sitio en francés Consultar el sitio en ingles
 

Del siglo 14 hasta el siglo 18

Los fondos de obras de arte antiguo constituyen un conjunto muy rico que, además de numerosas obras maestras pintadas, contienen mobiliario (gabinetes de ébano, cómoda Luis XV, sillones…), varias cerámicas (lozas de Delft, Nevers, Rouen…), esmaltes lemosinos, orfebrería, un importante fondo de artes gráficos, vestigios esculpidos de la más alta calidad (castillo de Bonnivet).

Al filo de las exposiciones, el itinerario cronológico – recién repensado – permite el descubrimiento del Trecento (fragmentos de un políptico italo-bizantino de Paolo Veneziano) así como de la Edad de Oro de las escuelas del Norte, incluyendo bodegones (Ambrosius Bosschaert), paisajes flamencos y holandeses (Daniel Seghers, Marten Van Valkenborch, entorno de Brueghel de Velours), escenas de género (Téniers le Jeune), escenas religiosas (Hendrick Bloemaert), pintura histórica italiana y francesa (grandes formatos de Giovanni Lanfranco, Jean-Baptiste Marie Pierre) o del arte del retrato en Francia en el siglo 18.

El siglo 19

El itinerario está organizado conforme los grandes movimientos artísticos de un siglo de profundas transformaciones sociales, urbanas y artísticas.

A los neo-clásicos inspirados por la Antigüedad (Louis Gauffier, Augustin Pajou, Jean Broc), suceden los partidarios de la línea asociada al color y tintada de una sensualidad naciente (Jean-Dominique Ingres, Hyppolite Flandrin, Amaury-Duval, Léopold Burthe). Los grandes formatos recuerdan el arte del Salón - retratos, paisajes y escenas históricas (Alphonse Teytaud, André Brouillet, Aimé Octobre) – y conviven con las obras orientalistas (Théodore Chassériau, Eugène Fromentin, François-Auguste Biard) o históricas (Gustave Housez). Los mármoles (James Pradier) y bronces (Antoine-Louis Barye, Auguste Rodin) acompañan la visita con un fondo excepcional de obras de Camille Claudel. Un rellano presenta el movimiento simbolista de finales de siglo (Odilon Redon, Eugène Carrière, Bernhard Hoetger) alrededor de una monumental Sirena firmada por Gustave Moreau. Por último, los paisajes de Pierre-Henri de Valenciennes, Eugène Boudin, Charles Lacoste ou Stanislas Lépine ilustran la evolución de este tema a lo largo del mismo siglo, entre clasicismo y modernidad.

Camille Claudel

Modelo, colaboradora y compañera de Auguste Rodin (1840-1917), Camille Claudel (1864-1943) aceptó y después resaltó la influencia del Maestro. Entre tormento y ligereza, voluptuosidad y sensualidad, influencias del Renacimiento italiano y acentos del Arte Nuevo, sus obras relevan un arte muy personal cuyas calidades plásticas y su expresividad le valen ser considerada como una de los más grandes escultores modernos.

El siglo 20

Tres pequeños formatos de mayores pintores abren la sección del siglo 20. Pierre Bonnard y Edouard Vuillard persiguen las investigaciones decorativas y las sutiles audacias de composicíon iniciadas finales del siglo precedente. En un paisaje de su Holanda natal, Piet Mondrian da inicio a una esquematización geométrica que lo llevara á la abstracción.

Jean Puy, Henri Doucet y Jean Fautrier prolongan las lecciones cézannianas con un vigoroso tratamiento pictórico de volúmenes sintéticos.

El itinerario ofrece un abundante panorama del arte del entreguerras, en el centro de modernidades otras que el cubismo, el futurismo o la abstracción pura. Mantiene el balance entre grandes movimientos figurativos e expresiones singulares, con una tonalidad femenina marcada.

Al expresionismo de Rodin y a la originalidad de Claudel sucede, después de la Gran guerra, una cierta vuelta al estilo con los bustos de Robert Wlérick a la plenitud lisa de las Ninfas de Aristide Maillol. A la entrada del museo, el gran relieve de Evariste Jonchère para el Teatro de Chaillot es emblemático del Arte decorativo, como los lienzos de Pierre Ducos de la Haille, o el luminoso conjunto vasos de Maurice Marinot. En un ensamblaje alegre y surrealista, la Pequeña tortuga de Max Ernst escudriña los cubos metafísicos de Kay Sage, familiar de Giorgio de Chirico.

Las escrituras figurativas singulares van de la inspiració de Alfred Courmes a las galerias de retratos mundanos de Romaine Brooks, en camafeos de gris (Gabriele d'Annunzio, Paul Morand), y de Sara Lipska, a la aspereza primitivista (La marquesa Casati, Coletona).

El arte contemporáneo acompaña el paseo museal con esculturas monumentales de Toni Grand, a Peter Briggs, o Karl-Jean Longuet, y a merced de las colocaciónes, las pinturas de Aristide Caillaud, Olivo Debré, Jean-Pierre Pincemin, Jacques Villeglé o Paul Rebeyrolle.

Presentándose con Gustave Le Gray y Eadweard Muybridge en el siglo 19, el fondo fotográfico contiene grandes firmas modernas (Alfred Stieglitz, Augusto Sander, Manuel Alvarez Bravo, Edward Weston, William Klein, Alice Springs) y permite abordar, merced a las presentaciones, la diversidad de este medium reciente.

 
 

Copyright © 1994 - 2019 Alienor.org, Conseil des musées. Tous droits réservés | Plano del sitio | Conexión | Menciones legales